miércoles, 30 de octubre de 2019

Crónica de mi primer duatlón, se compite como se entrena.




Pues por fín llegó el día del Duatlón en Castro del Río, y estaba algo nervioso, seguramente por ser el primero. 

Ante la baja participación de atletas del pueblo, tan sólo una chica y yo, al menos se había llegado al total de 70 participantes.

Sin haber entrenado apenas en bicicleta pero con un muy buen fondo corriendo, afronté esta prueba y tenía como referencia 1 hora y 23 minutos en un entreno una semana antes, aunque por carretera, que es menos duro.

Con lo cual mi objetivo era disfrutar de la prueba, completar las tres carreras de mi localidad en éste 2019 ( junto a media maratón y maratón btt) e intentar acercarme a ese tiempo anteriormente dicho.

El pasado 1 de mayo saliendo.


Tras el cambio de hora, la salida se me antojaba tardía, las 10 hora nueva, las 11 hora antigua hacían que el sol calentara bien.

 Tras un minuto de silencio por la muerte de Superpaco comenzamos a buen ritmo pero sin poder seguir a los primeros, en la vueta al campo de futbol ya me sacaba 400 metros.

 Calculo un ritmo sobre 4 minutos el km para llegar a la bici en el puesto 15, pero claro, aunque sin sufrir en exceso pero  me van pasando muchos corredores con buenas maquinas y más fondo en bici que yo.

Pero yo me voy defendiendo sobre todo cuesta arriba donde si mantengo las distancias, casi al final del tramo en bici me adelanta la primera chica, y eso que salieron 5 minutos después.

Llego a boxes y ya se ve el final, vuelvo a mi terreno, buenas sensaciones, estoy solo, no veo a nadie ni por delante ni por detrás, una pequeña subida, una bajada buscando el camino Jaén, sigo como si fuera  a mi casa, giro a la derecha a la avenida principal y buscando el pabellón, 2.7 km que se me hacen cortos pero que los disfruto mucho.   

Finalmente paro el crono en 1:29, 20 minutos después del primer clasificado, en la posición 38 aproximadamente , ya sólo quedaba recoger la bolsa del corredor y el bocata de lomo y esperar la entrega de trofeos.

Los dos participantes locales.

La camiseta , chulísima por cierto, en tono futsia y con el emblema, SUPERA TUS LÍMITES, o algo así.

Bueno pues ya tenemos otro granito de arena para mi gran reto de este año que es completar de nuevo MARATÓN DE MÁLAGA, con garantías, y ahora toca hacer tiradas largas una vez a la semana y llegar en buen estado de forma a la media de la capital cordobesa el 24 de noviembre.

Agradecer al Patronato de Deportes de Castro del Río por la organización del evento y al club ciclista castreño y todos los voluntarios que han hecho que el evento brille de ésta manera y animar a los amantes del deporte de la localidad a que se inscriban en próximas ediciones con el fín de que el Duatlón tenga continuidad en el tiempo.

También me gustaría agradecer la labor de mi mujer porque sin ella no sería posible entrenar para poder cumplir éstos retos deportivos.

AHHH!! y por cierto habéis hecho ya las gachas de todos los santos, pinchad sobre el siguiente enlace y probad mi receta, y dejáos de  halloween y tonterías de esas, que vivan los huesos de santo, las castañas asadas, las gachas...

Ésta es la receta que publiqué en 2013 y no la cambio por nada del mundo, es la de mi madre.

Saludos y hasta la próxima.

jueves, 17 de octubre de 2019

Media maratón de Jaén, ésto es lo que ceno el día anterior a las carreras.


Felices de haber acabado

Hola a tod@s, después de mucho tiempo, hoy quiero contaros como me fué hace dos domingos por Jaén, una ciudad que conozco y donde sabía que había muchas cuestas, con lo cual me marqué el reto de la hora y cuarenta y justo en ese tiempo entré.

Esperaba un recorrido algo más por la parte antigua , quizas los que corrieron los 10 km si estuvieron más por allí, con salida y meta en las inmediaciones del corte inglés, estuvo bastante bien organizada, nos dieron medalla, bolsa de corredor con camiseta, agua y una ridicula bolsa de frutos secos, además de plátanos, por 6 euros que más se puede pedir.

En ésta ocasión estuve acompañado por un chabal de mi localidad que consiguió hora y treinta y cinco, muy buen tiempo en éstas condiciones, por cierto, los que llevaban gps estaban comentando que nos habían metido casi 22 km cuando son 21 y 95 metros.
Hizo un día genial, ni calor ni frío. 

 Ahora hay que darle cañita a la bicicleta que en dos semanas me estreno en duatlón, será en casa , en CASTRO DEL RÍO, y espero llegar fino.

En otro orden de cosas os cuento que es lo que ceno siempre la noche anterior a una carrera larga, carbohidratos por un tubo, suelo comer ensalada de pasta pero el doble de lo que cenaría cualquier otro día, un yogurt y fruta, cuanto más mejor, nunca me ha sentado mál ninguna fruta.   Casi siempre acompaño la pasta de maiz, zanahoria rallada, pepino y tomate, ahhh y ese día no te preocupes por meterle un buen chorretón de salsa césar o mayonesa que al otro día lo agradecerás.



En lo que respecta al desayuno, el día de la carrera no te inventes nada, madruga y come lo de costumbre, en más cantidad y durante el recorrido, no te saltes ningún abituallamiento, mas vale perder unos segundos y coger fruta o frutos secos que quedarte sin energía y tener que abandonar.

Otro consejillo que os doy para media y maratón, no bebas agua cuando te la dan, sería como beber cuando te lo impongan, coge tu botella con tapón y da pequeños sorbos cuando te apetezca,  a mi me funciona y llego super bien al final de las carreras ( que no he ganado nada, vale!!! pero hablo de sensaciones).

Saludos cordiales y en la próxima os cuento la crónica de mi primer duatlón, sed felices , cuanto más mejor, chao chao.