lunes, 16 de octubre de 2017

Restaurante Pomodoro en el Arcangel.







Imagen de https://focusme.com/blog/pomodoro-technique/

Si os digo que en 7 días ya es la segunda vez que visitamos éste restaurante, da muestra de lo mucho que nos gustó, tanto el servicio, la decoración del local, por supuesto la comida y por último los precios.

Raviolis de espinaca y queso.


El servicio es muy rápido, es del tipo de pagar lo que vas a consumir en la barra, dar el numero de mesa y llevarte tú mismo la bebida a la mesa.

Ensalada parmigiano

La decoración del local es bastante ochentera, con manteles de cuadritos blancos y rojos, cuadros de comida en las paredes, una bicicleta antigua roja colgada en la pared y una parte del techo que cambia de color, es bastante espacioso y eso nos viene bien por el carro del bebe.

Especie de empanadillas de salmón.


La comida es muy auténtica, con los platos más tradicionales de Italia con muchísimo sabor, las decoraciones son  bonitas, y las salsas están muy ricas.

Hamburguesa ternera.

Algunas raciones son algo escasas con lo cual a no ser que te comas una pizza, necesitaras dos platos para quedarte satisfecho, los postres son los tradicionales (panna cotta, tiramisú,  milhojas o algún helado) o bien un surtido de éstos por un precio algo mayor.

Lo que más me gusto, en cualquiera de su variedad,la pizza.


Todos los platos tienen el mismo precio, 3.90 creo recordar, con lo cual por unos 10 euros puedes comer como un marqués, lo que más me gustó fue la pizza, pedimos la funghi, la que lleva champiñones y estaba deliciosa con esa masa finita y tostada.... mmmm que rico
por cierto la comida sale en un pis pas , otro punto a su favor

Por decir algo no tan bueno, no dispones de aseos, bueno no exactemente, hacen uso del del centro comercial que está un poco más alejado de lo que suele ser habitual.
Un saludo  a tod@s y feliz semana, chao chao.

martes, 10 de octubre de 2017

Albóndigas en salsa para el otoño.



Siempre he dicho que las albóndigas es un plato de mis preferidos, tanto en salsa como en caldo.  Es una receta bastante elaborada aunque podemos optar por comprar las albóndigas ya hechas, aquí en Castro las venden de muy buena calidad.

Para la receta necesitamos:

  • Medio kilo de carne de pollo.
  • Medio kilo de carne  magra de cerdo.
  • Un poco de jamón picado.
  • Pan rallado, huevo, perejil, ajo, sal y pimienta, zumo de limón.
Para la salsa:
  • Aceite de oliva.
  • Una cebolla grande.
  • Dos pimientos rojos grandes.
  • Dos zanahorias grandes, un vasito de vino blanco.
  • Dos tomates maduros grandes o tomate triturado de lata.
  • Una hoja de laurel o tomillo al gusto, sal y pimienta.
  • Opcional, unos guisantes.

La elaboración es muy básica aunque para los nuevos cocinillas es bueno dar algunos consejos, por ejemplo, pedir al carnicero que nos pique la carne, mezclar todo con nuestras manos hasta conseguir una masa uniforme más dura que blanda, untarnos la mano con zumo de limón para formar las bolitas, que éstas no sean muy grandes.

Antes de dorar la cebolla me gusta dorar las albóndigas (hay gente que prefiere enharinarlas y freirlas pero yo lo veo más trabajoso para un resultado parecido), después dorar todo la verdura y triturar, juntar con las albóndigas y cocinar unos 10 minutos más.

Eso es todo amig@s, espero que os animéis a prepararla y recordad que si a la primera no os sale demasiado bien, es algo que le pasa a todo el mundo.

Recordáos que éste fin de semana tenemos en CASTRO DEL RÍO  la décima feria artesanal ARS OLEA, con multitud de actividades, degustaciones, catas de aceite, de vino, demostraciones de elaboración de bollería, cócteles..., en fin un gran evento que cada año se supera.


Saludos a tod@s, chao chao

lunes, 2 de octubre de 2017

Escapada a Cádiz ,2 ª parte.



Nuestro tercer día en Cádiz estuvimos visitando el casto histórico del Puerto Sta María. Lo más reseñable quizás sea la Plaza de España con una Iglesia bien bonita . 

A la hora de comer hay bastantes opciones, nos decantamos por el Bar Tapería QUE VIVA LA PEPA. calle luna, 41, un lugar en el que además hay actuaciones musicales. La carta no es muy extensa.


Degustamos la tabla de quesos, todos ellas con gran sabor y personalidad, destacando el queso Payoyo.


 La tabla de ahumados acompañado de tomate, orégano y anchoas.



También pedimos la ensaladilla que estaba muy buena y la carrillada ibérica en salsa, bien de sabor aunque con la salsa poco trabada, exceso de aceite y unas patatas fritas demasiado blandas.



Es un lugar muy recomendable , buen precio y mejor servicio, de aquí seguimos paseando dirección al puerto, me llamó la atención que no hay ninguna calle o monumento con el nombre de Cristobal Colón.

Nos despedimos de Cádiz con parada obligatoria en Jerez, que tan buenos recuerdos me trae de mi tiempo de trabajo en el Hospital, hubo suerte y nos pudimos parar cerca de la Catedral, desde allí paseamos dirección la Plaza Central, desde allí (no se como se llama , es la del tiovivo), después dirección el Mercado que estaba cerrado por domingo, la Biblioteca( de las más bonitas que he visto) y vuelta hacia atrás.

Para comer elegimos la Muralla y menudo acierto, un local aparentemente pequeño pero que consta de tres plantas, muy bien organizadas y funcionales. La cocina está en la planta alta, por eso usan ascensor tanto para subir la materia prima como para bajar los platos de comida. 
Elegimos menú del día que se agradece siendo Domingo a 9,90, creo recordad que con bebida y postre.



Yo comí ensalada mixta, correcta y un estofado de venao que no olvidaré en la vida, pese a que no estoy a acostumbrado a carnes de caza, ésta carne estaba en su punto y la salsa tenía matices cítricos, picantes y una textura magnífica.


Mi mujer probó la ensaladilla, generosamente servida y con un inesperado sabor a jamón, y la fritura de pescado.



Para terminar probamos la típica tarta de la abuela, más que buena.


De verdad que nos encantó el restaurante LA MURALLA, Calle Larga Nº 5, comida y servicio sobresaliente.
Y así acabo nuestro viaje y pusimos rumbo a CASTRO DEL RÍO.

Un saludo a tod@s y hasta la próxima entrada, feliz lunes chao chao.

martes, 26 de septiembre de 2017

Viaje de relax a Cádiz.



Nuestra 1ª parada fué en Sanlúcar, no había tiempo para mucho, buscamos la conocida taberna Casa Balbino, en la Plaza Cabildo,14.
Un lugar donde la comida sale muy rápidamente y el cliente la recoge en la barra y se la lleva a la mesa. Era jueves y no había mucha gente. Tomamos un salpicón muy rico, salmorejo aceptable pero no a la altura del que se suele comer en Córdoba, las corquetas parecían caseras pero no estoy seguro, un bacalao a la plancha elegantemente presentado y lo que más me gustó , el calamar relleno de gamba, huevas y más mariscos. Aunque presentado en frío cortado en rodajas y con una mayonesa industrial, tenía un auténtico sabor a mar. Creo recordad que no tenían postres o muy poca variedad así que de la mano de nuestros amigos Juan e Isa nos fuimos a la Heladería Toni dónde comimos el típico de limón, chocolate sin lactosa y stratiaccella. Así pasó nuestro primer día en  Cádiz.



Nuestro 2º día en el Puerto de Sta María comenzó con un desayuno en el Hotel Pinomar, en un bonito salón comedor central, cogimos el coche y fuimos a la playa de Valdelagrana, hacía un poco de aire pero aún así nos acercamos a la orilla y nos mojamos los píes.
A la hora de comer entramos al Romerijo en el Paseo Marítimo, 27.



Como aquí se estila se vende al peso el producto cocinado en unos cucuruchos de papel que se llevan a la mesa. Lo más común es comprar por cuartos de Kilo. 
Sin duda es el mejor jugar para pegarte una buena mariscada.

Nosotros nos decantamos por gamba blanca, langostinos, el famosos cazón adobado y las pavías de bacalao.
Si bien es cierto que el precio es algo más elevado que en algunos chiringuitos de playa, merece mucho la pena por la calidad de sus productos.

También se pueden degustar cañaillas, patas, choco, boquerones, croquetas, camarones, chipirones, bocas, cigalas, nécoras y alguna cosa más que no recuerdo.



A las cuatro y pico echaron el cierre, hasta la noche. Es posible que en temporada alta tengan un horario más amplio.
Por suerte nos pudimos quedar en la carpa el tiempo que quisimos con el crío refugiado del viento. 

Feliz día y hasta la próxima.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Fin del Verano a la vista.


¿Que tal estáis pasando el verano?  Se acerca la llegada del nuevo curso, hay que ponerse las pilas, yo he andado muy entretenido entre mi niño y salir a correr todos los días.

Anoche me dí cuenta que llevaba sin publicar en el blog cerca de un mes y me dió el impulso de compartir algo en facebook, así que hice un risotto con lo que encontré en el frigo y me salió riquísimo, hice fotos cada vez que añadía un ingrediente y al final cree un gif con el móvil, es una secuencia de imágenes que pasan muy rápidamente, casi no dá tiempo a verlas y la verdad, no he visto la posibilidad de bajar la velocidad a la que pasan.

Pero bueno, aquí prefiero comentar el paso a paso y enseñar el resultado final, para la receta usé un poco de aceite de oliva, un diente de ajo, media cebolla pequeña, dos puñados de arroz, sal, pimienta, queso curado rallado, caldo de ave y perejil picado.

La elaboración yo creo que tod@s la sabéis, solo sofreir el ajo y la cebolla , añadir el arroz y el caldo poco a poco a la vez que removemos, al final espolvorear el queso y el perejil.

Os aseguro que queda espectacular y son 20 minutos de nada lo que se tarda, así me quedó a mí.


Y en cuanto a cultura se refiere anoche comenzó un ciclo de teatro en el patio de armas del Castillo de Castro del Río, no sé si la entrada es libre o no , en cualquier caso tendrá algún fin benéfico.

Foto de montillabierta.es


Animo a todos los que puedan que se acerquen que no se arrepentirán, al igual que visitar la feria de la vecina localidad de Espejo, la cual siempre está plagada de gente de Castro.

Foto de espejo.es


Un saludo a tod@s y feliz semana.

jueves, 27 de julio de 2017

Nocturna de Montoro.


La nocturna de Montoro estuvo pero que muy bien, primero porque fué llegar y aparcar justo al lado de donde salía la carrera y no nos perdimos, segundo por que me acompaño mi mujer y mi hijo, tercero por que descubrí un pueblo muy bonito que llevaba sin ir desde crío y cuarto porque tuve muy buenas sensaciones y buen tiempo de carrera.

Fueron nueve km con bastante desnivel , bordeando el pueblo al principio yendo por la vera del Guadalquivir y atravesando callejuelas en la parte final por calles empedradas y acabando en la plaza de toros.

Muy buena organización la que se vió si bien es cierto que al final se agradece más un poco de agua o bebida isotónica que bebida con gas que era lo único que había allí.

En cualquier caso nosotros nos tomamos una tapilla rápidamente y salimos vuelta a Castro.

Escribiendo ésto me ha surgido una pregunta y la hago por si me lee alguien que haga carreras ¿cuál es la mejor comida para el día de carrera? Supongo que será la pasta pero yo no le he dado mucha importancia hasta ahora y como lo que toque.

Con ésta carrera seguimos preparando el gran reto de la Maratón de Málaga, próxima estación Subida al Castillo de Almodóvar.

Saludos a todos y feliz día.

Escapada a Torre del Mar.


Hace un par de semanas nos pegamos una escapada a la costa malagueña, coincidión con la segunda ola de calor que sufrimos y que bien nos vino.

Aunque el ritmo de vida es muy diferente ahora con el pequeñín, nos dió tiempo a pasear y ver muchas cosas, la playa casi no la vimos pero dimos buena cuenta de la piscina de la comunidad.

En cuanto a la comida que es lo que más me interesa visitamos algunos chiringuitos con menú del día y pudimos comer estas bacalaillas fritas o estos boquerones plancha.


Otro de los días almorzamos en la Pizzería EL HORNO , un lugar bastante amplio y cómodo que es lo que buscamos para acoplar el carro del bebé y que no moleste al personal y demás clientes.

 La carta no es muy amplia aunque no faltan variedad de pizzas, ensaladas y platos de pasta, con unos cuantos postres y una buena referencia de vinos.

 En seguida empezó a llenarse de gente pero el servicio fué muy correcto y rápido, estaba todo riquísimo, las cervezas eran casi todas nacionales no muy conocidas e internacionales.
Yo me pedí ésta , creo que era valenciana y me gustó aunque no estaba demasiado fría.



Pedimos pan de queso, pizza y ensalada.
La pizza estaba muy crujiente, con trozos de patatas, bacon, tomate, queso y un poco pasada de rucula, muy rica.
El pan de queso también estaba espectacular, bien gratinado y la ensalada llevaba creo recordar un lecho de hojas variadas, maiz, picatostes, nueces, cherries y pollo rebozado.


En fín que ya estamos deseando volver para descubrir algún restaurante que nos haga disfrutar de lo que más nos gusta.

Un saludo a tod@s y feliz mes de Agosto.