jueves, 18 de julio de 2019

Como pegar un trozo de escayola y degustando frituras y mariscos por Cádiz.



El trabajo terminado.

Hola a tod@s, con la llegada de las vacaciones llega la hora de las ñapas caseras, hoy toca pegar un trozo de escayola que llevo queriendo poner desde hace 6 meses cuando me instalaron el armario empotrado hasta el techo, y quedó pendiente de pegar.

Bueno, antes de todo, decir que yo ni soy albañil ni entiendo nada, como mucho he picado alguna vez una pared o he hecho mezcla,nada más.

Pero bueno, me dá mas pereza llamar a un albañil para esta tontería que ponerme yo mismo, realmente en un cuarto de hora está solventado.
Necesitamos, como si de una receta se tratara:

  • El trozo de escayola.
  • Una sierra de mano o en su defecto un radial.
  • Un palustre.
  • Pegamento cola.
  • Un recipiente donde hacer la mezcla.
  • Unas escaleras.
Pasamos al cómo lo hice yo, si algún entendido me está leyendo y me hace algún apunte, lo agradecería.
Tengo que decir que éste tipo de escayola es el que deja un hueco pegado a la pared, con lo cual tiene menos superficie de contacto y puede quedar menos fuerte.



Lo primero que hice fué medir y cortar a la medida necesaria, con el serrucho tienes la ventaja de que no te levanta polvo.



En segundo lugar hay que quitar pegamento cola antiguo tanto del techo como de la pieza de escayola, hay que ser muy cuidadoso para no dañarla.  Se puede incluso lijar para un buen acabado.



A continuación con el mismo palustre se puede golpear la superficie para hacer que agarre más la mezcla.
Humedezco la zona del techo y meto la pieza de escayola en agua.
Realizo la mezcla en la proporción indicada, en mi caso 1 litro de agua por 1.3 kg de polvo. Usé un saco que llevaba años con él.

Por cierto me salió producto para pegar las escayolas de todo el cuarto, jeje....



Por último unto tanto en el techo como en la pieza una cantidad de medio cm aproximadamente y la coloco con cuidado haciendo una buena presión, estuve sujetándola sobre un minuto más o menos.



Para la terminación, con el dedo, rellenar y presionar los bordes para conseguir un buen acabado.

La verdad que estoy bastante satisfecho con el resultado, ha quedado bien sujeto, lo próximo será darle un poco de pintura.

No quiero dejar pasar la ocasión para comentar la buena gastronomía que nos encontramos entre El Puerto de Sta María y Sanlúcar, durante la despedida de nuestro amigo Juan, el cual conoce muy bien donde sentarse a comer.




Nos dió tiempo pasar por Romerijo, dónde probamos rabas, tortillitas de camarones y  creo recordar, rosada , frituras por un tubo, la tortillita algo gruesa y con sabor a aceite pero aceptable.




Al siguiente día afortunadamente dió tiempo a tomar la última caña en Casa Balbino, en la Plaza Cabildo, donde disfrutamos de nuevo de éstos dos estandartes de la cocina gaditana , las rabas y las tortillitas.



Ésta vez mucho más conseguidas, muy muy crujientes y sabrosas,  un café para no dormirse y rumbo a CASTRO DEL RÍO.

En otros temas, ya queda un  més menos para la maratón de Málaga,en concreto 5.

 Ahora mismo me siento muy pesado corriendo, y eso que mantengo el mismo peso que hace un par de meses cuando corrí la media de CASTRO, suelo ir a 5 minutos el km. 

En cambio voy más fino en bicicleta, en breves días voy a subir por primera vez al Veleta, en la provincia de Granada, un recorrido que tengo muchas ganas de conocer.
Espero disfrutar más que sufrir ésta marcha ciclista y a partir de ahí centrarme un poco más en correr e incluso meter un poco de natación.
Dentro de un par de semanas nos volvemos a leer con nuevas impresiones, ya estaremos a principios de agosto y habrá pasado  la feria de Santiago, festividad que casi todos los comerciantes de mi pueblo aprovechan para echar la persiana de su negocio y descansar unos días merecidamente.

También me gustaría dar mi enhorabuena a tod@s aquell@s maestr@s que han conseguido plaza , por que es mejor que si les toca la lotería y solo puede ser fruto de un duro trabajo.  Otros saldrán con un malísimo sabor de boca de éste proceso , injusto en muchas ocasiones, pero con el paso del tiempo, se querarán con lo bueno de haber opositado.

Próximo post: Cambio de la transmisión de la honda cb125f  y mi primera marcha ciclista.
Sin más me despido hasta la próxima, un  saludo chao chao.

miércoles, 10 de julio de 2019

Dónde comer y que hacer en Cazorla si llevas un crío pequeño.



Vistas desde el mirador.

Hola a tod@s, una semana más estoy aquí intentando aportar algo a los que me leéis, recientemente pasamos un fin de semana en Cazorla, un pueblo de Jaén al que tenía muchas ganas de ir, dónde se encuentra una Sierra natural de las más grandes sino la más, de España.

Me habían comentado que el viaje desde Castro del Río hasta allí, se hacía muy pesado, aunque afortunadamente no fué así, creo recordar que dos horas y media, incluso nos despistamos unos kms, cogimos dirección Baena-Jaén-Úbeda. 

Lo más pesado debe ser transitar por las carreteras de la sierra llena de curvas y estrechas.

Nos hospedamos en el Hotel Puerta de Cazorla, un lugar que cumplió nuestras espectativas, personal muy atento y que nos aconsejo que lugares visitar.

Cazorla es un pueblo antiguo, lo cual quiere decir con un trazado irregular, calles estrechas, callejones, y además muchas cuestas. Ésto nos invitó a dejar el coche en el hotel y salir carrito en mano a conocer la localidad.

Lo primero que vimos fué un mirador con vistas al Castillo y a otro monumento abovedado y la sierra, caminando un poco más llegamos a la Plaza de Sta. María, un lugar con mucho encanto, una bonita fuente , una iglesia en ruinas, la de Sta. María de Gracia y la casa de la luz.


Buena presentación, se estaba bien en la terraza.


A continuación nos desplazamos a la plaza de la Constitución, creo recordar, donde nos sentamos en un lugar llamado El Cura, donde degustamos unas cervezas bien frías,  una buena hamburguesa y una parrillada de verduras, un lugar para volver,  de hecho el siguiente día volvimos para probar pescado a la brasa y adobo, que le encantó a mi hijo.

En cuanto a los desayunos nos decantamos por ir al restaurante de un hotel cercano, creo recordar de nombre, Limas, buen producto pero destacar un gran servicio,  atento y simpático.


Café art, unos segundos más para deleitarte con la presentación.


Para el siguiente día teníamos más o menos un plan establecido, que era coger el coche y meternos en la Sierra dirección algún lugar donde bañarse, llámese Torre del Vinagre, Cerrada de Elías, Puente de las Herrerías... pero un lugareño nos hizo cambiar de ruta y no recomendó visitar La Piscina Natural de Mogón, a unos 30 kms de Cazorla, en un paraje más propio de campiña que de sierra.


Una pasada, bañarse en agua dulce así.


Y fué todo un acierto, una maravilla natural, dónde dejar el coche y acampar a 50 metros, el restaurante también a 50 metros, aguas limpias con distintas profundidades, un ambiente muy familiar, muy muy recomendable, al atardecer aparecieron algunos jóvenes en plan botellón lanzándose de forma algo brusca, quizás la única pega, pero por lo demás genial.

En cuanto al restaurante que visitamos, Moulin Chill Out, es un lugar acogedor, el cúal sorprendentemente dispones de pocas mesas pudiendo colocar alguna más, aún así sólo tuvimos que esperar unos 10 minutos, probamos el revuelto de ñoquis, gulas y gambas que nos dejó un gran sabor de boca, y el secreto ibérico con salsa de manzanas, con un gran sabor a brasa pero algo escaso de salsa.

Los precios adecuados, además pedimos melón y estaba dulce como el caramelo y jugoso, nos encantó. Lugar recomendable , al menos en ésta época del año, buen servicio, no permiten entrar con ropa mojada ni el torso descubierto, lo cual lo veo acertado .

Comentar que ésta piscina cuenta con muchos metros de longitud, varios accesos de escalones, el fondo como es normal es pedregoso, mejor acceder con calzado, de anchura también tendrá unos 15 metros aproximadamente, se me viene a la cabeza lo bien que se entrenará allí la natación , a una hora que no esté muy frecuentada.

En fin, un paraíso natural para poder disfrutar desde cero euros.

En cuanto a ésta escapada poco más que comentar, para la vuelta decidimos cambiar la ruta, buscando Linares, y la autovía A4 hasta Villa del Río, esto nos hizo completarla en dos horas y pico que hicimos del tirón y yo contento porque mi nene no me echó la papilla, cosa que ha hecho dos veces recientemente.


A veces los mejores resultados son las elaboraciones más simples.


Para acabar me despido compartiendo ésta receta que se hace en  una hora y pico y que sirve para esos días que echas mano de alguna galleta o soletilla o palmerita y tienes la despensa pelada.

En la foto están los ingredientes, la elaboración es simple, mezclar con varilla los elementos húmedos y mezclar los secos, hornear el tiempo necesario a 180 grados.

Sin más me despido hasta la próxima, saludos a tod@s y no dejéis de viajar en la medida de lo posible si estáis de vacaciones,  saludos chao chao.

Próxima entrada: Cómo pegar un trozo de escayola y degustando frituras y mariscos por Cádiz.

lunes, 1 de julio de 2019

Como convertir un salmorejo en un gazpacho y weeride, la mejor y más desconocida sillita de bici del mercado.



Una semana más estoy aquí para contar alguna impresión mía, cuando  tengáis un buen salmorejo en casa, no perdáis la oportunidad de convertirlo en un rico y refrescante gazpacho de tomate.


Para ello, yo cojo un vaso de 250 ml , le pongo dos dedos de salmorejo, una pizca de sal, un cubito de hielo y agua fría hasta arriba, remover unos segundos y listo. Podéis acompañar con unos pequeños trozos de pepino, yo le puse un trocito de sandía.

Te bebes ésto del tirón y ni ola de calor ni nada, te quedas nuevo!!!

Visita a la Minguilla, uno de mis primeros paseos en bici con JM.
Ahora que estamos plenamente inmersos en el verano, llega el tiempo de las bicicletas y yo no quiero dejar pasar la oportunidad de montar con mi niño de dos años.  

Por eso estuve sondeando el mercado de segunda mano en busca de ésta sillita weeride , que si bien, se ve poco en la calle, para mí , es la mejor del mercado.



Se trata de una sillita delantera , la cual va anclada a una barra que a su vez se fija al cuadro y tija de la bicicleta, es recomendable usar una bicicleta antigua o de paseo, que tienen espacio suficiente en la parte cercana a la dirección para sujetar dicha barra.

El niño va disfrutando de las mismas vistas que el adulto, y va más arropado y seguro que en la parte trasera, además dispone de una parte delantera acolchada para mayor seguridad en caso de frenada y unas correas de sujeción al pecho.

En mi caso, mi chico está muy grande y apenas me servirá este verano, pero en las especificaciones indica hasta 18 kg de peso, con lo cuál ya hace tiempo que debí comprarla.

Ya la he usado tres o cuatro veces y es magnifica, si bien la postura del adulto cuando llevas mucho tiempo se hace incómoda, por tener que pedalear con las piernas algo abiertas.

Yo la conseguí por unos 50 euros, pero he visto páginas en las cuales te las entregan a domicilio por unos 100 euros aproximadamente.

Ya sabes , si tienes un crío de un año, no dejes pasar el verano sin pedalear con él.
Y para despedirme algo de música de ESTOPA ,que hace tiempo que no recurro a youtube para animar la entrada.



Saludos y hasta la próxima , recuerda que lo mejor de este blog está por llegar, espero que alguna de mis ideas pueda ayudar a alguién o motivar a hacer algo nuevo.

Próxima entrada: Dónde comer y que hacer en Cazorla si llevas un crío pequeño.