jueves, 2 de mayo de 2019

Así viví mi tercera media maratón de CASTRO DEL RÍO y mermelada de manzana a destajo.

Dándolo todo, entrando al puente nuevo.

Llegó Mayo y con él la Media Maratón de Castro del Río, éste año estaba con ganas de correrla porque llegaba fino fino, me refiero a con más kilómetros en las piernas y con algún kilo de menos.

Y se cumplieron mis buenos propósitos, con unos últimos entrenos rozando  los 4:18 el km, tenía entre ceja y ceja bajar la hora y media y vaya que me salió.

Durante los primeros kms corrí con un ritmo muy alegre pero sin mirar ni siquiera el crono, siempre concentrado en la respiración, el terreno y la hidratación porque el calor fué insoportable.

Entrando en el km 10 me sonó la señal horaria de las 11, teniendo en cuenta que salimos a las 10 y cuarto, o sea 45 minutos , uffff no me salia la hora y media!!!! A tomar viento el crono, sigo trazando cada curva como si fuera la última , guardando un poco de fuerza para ese duro kilometro final, no me salto ningún avituallamiento, saludo a todos los que me animan, ya que los conozco.

Justo cuando encaro la cuesta final que me lleva al campo de fútbol donde está la meta, miro mi reloj por primera vez y veo ese 1:26 que me va a llevar a la gloria de bajar por primera vez la hora y media en esos 21.097.5 metros, después de cuatro años corriendo.

Finalmente llego esprintando y en 1:29:40 , ahora toca descansar , dejar que esas agujetas vayan y vengan durante unos días y plantearse un nuevo reto que seguramente sera sobre dos ruedas.

Por último me gustaría dar una de cal y una de arena a la organización de la carrera; una muy buena bolsa de corredor, muy buen recorrido, una muy buena organización, muy buena comida, precio muy ajustado del dorsal.   

En lo negativo, la hora de salida es impropia de mayo, durante el calentamiento ya está uno sudando la gota gorda, en cuanto a la entrega de trofeos a los atletas locales, hacer acumulativo éste premio, es privar a deportistas castreños de un trofeo, para que otro se lleve dos, no le veo mucho sentido común.   O se hace no acumulativo o simplemente se suprime esta clasificación.  Éste año el damnificado fuí yo pero otro año serán otros, espero se rectifique y en cuanto a sugerencias una medalla finisher seria la leche!!!




En otro orden de cosas voy a compartir la mermelada de manzana que me dá fuerzas para correr.  En éste caso usé 2 kg de manzana limpia de pieles del corazón y otros 2 kg de azúcar.



Lo ideal para ésta mermelada es trocear la fruta en dados pequeños para acelerar el proceso, se puede añadir un poco de zumo de limón y es muy recomendable remover con cucharón de madera hasta que esté bien cocida , todo a fuego lento.

Una vez terminada pasar a un  taper que enfría y tener a mano todas las mañanas, sin más me despido hasta la próxima, ser felices y disfrutad del mayo festivo.

Próxima entrada: Como lavar el motor del coche, lo que yo nunca le haría.
Un saludo chao chao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).