viernes, 28 de diciembre de 2018

Despido el año con unas patatas guisadas y las buenas intenciones.


Muy buenos días a tod@s, hoy quiero despedir el año con mi guiso preferido, las patatas guisadas con ternera, para ello he necesitado :

  • Un diente de ajo.
  • Un chorro de aceite de oliva.
  • Media cebolla, medio pimiento verde y medio rojo.
  • Un tomate grande maduro.
  • Una pizca de pimentón picante y pizca de colorante.
  • Medio kilo de ternera a trozos.
  • Una hoja de laurel,agua, nuez moscada y sal.
Lo primero que hay que hacer es poner la olla a presión al fuego y dorar la carne con aceite de oliva. Se recomienda poner un poco de sal a la carne.
Tan sólo de trata de sellarla, solo por fuera, se tarda 3  minutos aproximadamente. Es habitual que suelte agua e incluso una espumilla, con lo cual, sacamos la carne y  y limpiamos lo que haya quedado.
Ponemos de nuevo un poco de aceite, ponemos en trozos irregulares el ajo, la cebolla, los pimientos y el tomate, cuando poche añadimos el pimentón y el colorante, removemos unos segundos y trituramos con algo de agua.
Es el momento de añadir la carne, el laurel y agua caliente hasta casi llenar la olla, unos 3/4. 

Generalmente si tu olla laster es de las modernas con tenerla unos 30 minutos en el numero 1 ,ya tendrás una carne tierna y riquísima.  No hay que tenerle miedo a las ollas rápidas aunque sí es recomendable usarlas al principio bajo supervisión e incluso leerse las recomendaciones del fabricante SIEMPRE.

Las he comido más con costillas de cerdo que con ternera.


Llegados a éste punto probamos para añadir sal y nuez moscada, añadimos las patatas cortadas en trozos pequeños y cocinamos hasta que estén tiernas a fuego lento, tapado o destapado. Éste es un proceso que hay que supervisar continuamente pues dependiendo de la clase de patata puede durar desde unos  6 o 7 minutos hasta media hora.

Ya están listas para comer, deben quedar bien de caldo para poder machacar las patatas con el tenedor, espero que mis explicaciones animen a algún cocinillas principiante a hacerlas de ésta manera pues quedan muy ricas.

Quiero desear un próspero y productivo año 2019 a tod@s los que nos movemos entre fogones, y los que nos gusta la gastronomía y el buen comer.

En cuanto a mis buenas intenciones para el año 2019  tres de ellas son:
  • Cocinar y publicar en el blog más y mejor.
  • Volver a correr y disfrutar de la Maratón de Málaga.
  • Pasar más tiempo con mi hijo.
Y tú que me estás leyendo, ¿que retos te pones para el próximo año?.

Un beso para tod@s,
                                                   Manuel Bermúdez Camargo.

domingo, 16 de diciembre de 2018

El pulpo morado.


Fodo y algunos datos de misanimales.com

Es una especie conocida desde hace poco. Se vió por primera vez en Cánada sobre el año 2010.
Al igual que el pulpo común es un molusco de 8 pies y 3 corazones. Es de pequeño tamaño. Vive en  aguas frias y calientes. Atacan a sus presas abrazandolas y clavando su pico sobre ellas. Comen sobre todo peces pequeños y a veces algas.
Se desplaza sobre el fondo marino.
Existe otra variedad de ojos mas grandes llamada Russia pacífica o comunmente calamar rechoncho. 
Caza ocultandose bajo la arena todo entero menos los ojos.
Durante el verano baja a reproducirse al fondo. Las hembras ponen los huevos que ocultan en huecos de piedras o tras las algas y poco después mueren, las crías nacen a los 9 meses.

foto de diarioecologia.com


Son unos animales muy llamativos, parecen muñequitos por su redondez y volumen y se defienden expulsando tinta.
En cuanto a su sabor poco he podido encontrar pero de buen seguro que está igual de bueno que el pulpo común.

Aprovecho ésta entrada para desear felices fiestas a tod@s y recomendando que no se regalen animales ya que es algo de máxima responsabilidad que hay que pensar antes de adquirir, un saludo a tod@s y hasta la próxima chao chao

lunes, 10 de diciembre de 2018

Maratón de Málaga 2018



Un año más mi familia y yo hemos estado en Málaga éste fin de semana, disfrutando del buen tiempo que ha hecho. En ésta edición de la Zurich Maratón de Málaga he notado algo menos de afluencia de corredores, y eso que se ha incluido la media maratón. 


Algunas novedades como la breakfast run del sábado, donde se pudo correr los últimos 5 km antes del gran reto y el adelantar la salida media hora han sido todo un acierto por parte de la organización, evitando así un poco el calor.



Como he dicho, las suaves temperaturas permitían a los corredores andar en tirantes ya desde antes de comenzar la carrera, éste año sin agobios ni apretones en la salida,  yo estaba un poco molesto de una pierna pero sabía que era algo sin importancia, que en cuanto empezara a correr se me quitaba, los primero kms pasan de prisa , no pierdo de vista la liebre de las 3:15 , así que bien por que mi objetivo era 3:30. 

Sobre el km 15 sin novedad, en las avenidas grandes aún alcanzo con la vista la misma liebre,  al pasar por el medio maratón me da un poco de flojera pero bueno, no me salto ningún avituallamiento y los vasos de sales incluso me paro a beberlos, porque es muy desagradable echárselo encima.

Callejero de Málaga en el interior de la zapatilla.


En seguida entramos al puerto, una de las zonas más bonitas de la carrera, llena de luz y con el mar a escasos metros. 
Por el km 28 estamos mas o menos por el Martín Carpena, damos una vuelta al Estadio de Atletismo y noto un pinchazo en un dedo del pie izquierdo, es una vegiga y ahí si que llego a preocuparme muchísimo pero casi milagrosamente a los dos kms desaparece el dolor. 
Paso por el 35 , éste km es de los que se me hacen interminables, bien por que pican hacia arriba o por que me da la flojera.     
Ya empiezan  a aparecer algunos corredores caminando, otros tocándose los gemelos , aparece un tipo cojonudo montado en bici y ofreciéndose para echar reflex a destajo.

Me acerco a la recta final, hace tiempo que perdí la referencia de las 3:15,  así que debo estar mas cerca de las 3:30 pero ni me molesto en mirar hacia atras, concentrado en el trazado, en la respiración y en la hidratación, yo siempre con mi botellita en la mano.

Paso el km 40 y me pega un latigazo igual que el de antes pero en el otro pié, pero ya que más dá, tendría que estar muriendo para parar,   aquí es donde la gente te lleva en volandas, pasamos junto a la catedral, la calle Larios tan engalanada por Navidad, y finalmente salimos de nuevo al Paseo del Parque, la meta se ve al final,  km 42 pero aún queda esos dichosos 195 metros que te van a llevar a la gloria, paso la meta, paro el crono y DIOS!!!!, veo que aun rodando menos a gusto que el año pasado, he bajado en minuto y medio, 3:25.

Me voy hacia el fisio que me pone fisiocrem en la mano y me siento a masajearme las piernas, ya no quiero dar ni un paso mas...

Orgulloso de pasear el escudo de CASTRO DEL RÍO por las calles de MÁLAGA.


He echado en falta las fotos de otros años en el momento de entrar en meta y entrega de la medalla pero bueno, hay que esperar que salgan las fotos de la organización para ver esas caritas de esfuerzo.

Ahora es momento de descansar y recargar las pilas , sin dejar de lado la buena alimentación y el ejercicio físico diario.

Dios bendiga cada una de las personas que hacen grande ésta Maratón, desde tod@s l@s que la corrimos a tod@s l@s que la organizaron, los grupos de animación y tod@s l@s que nos insuflaron ánimos durante el recorrido, os deseo una feliz Navidad  y nos vemos en la próxima edición en 2019.