lunes, 2 de octubre de 2017

Escapada a Cádiz ,2 ª parte.



Nuestro tercer día en Cádiz estuvimos visitando el casto histórico del Puerto Sta María. Lo más reseñable quizás sea la Plaza de España con una Iglesia bien bonita . 

A la hora de comer hay bastantes opciones, nos decantamos por el Bar Tapería QUE VIVA LA PEPA. calle luna, 41, un lugar en el que además hay actuaciones musicales. La carta no es muy extensa.


Degustamos la tabla de quesos, todos ellas con gran sabor y personalidad, destacando el queso Payoyo.


 La tabla de ahumados acompañado de tomate, orégano y anchoas.



También pedimos la ensaladilla que estaba muy buena y la carrillada ibérica en salsa, bien de sabor aunque con la salsa poco trabada, exceso de aceite y unas patatas fritas demasiado blandas.



Es un lugar muy recomendable , buen precio y mejor servicio, de aquí seguimos paseando dirección al puerto, me llamó la atención que no hay ninguna calle o monumento con el nombre de Cristobal Colón.

Nos despedimos de Cádiz con parada obligatoria en Jerez, que tan buenos recuerdos me trae de mi tiempo de trabajo en el Hospital, hubo suerte y nos pudimos parar cerca de la Catedral, desde allí paseamos dirección la Plaza Central, desde allí (no se como se llama , es la del tiovivo), después dirección el Mercado que estaba cerrado por domingo, la Biblioteca( de las más bonitas que he visto) y vuelta hacia atrás.

Para comer elegimos la Muralla y menudo acierto, un local aparentemente pequeño pero que consta de tres plantas, muy bien organizadas y funcionales. La cocina está en la planta alta, por eso usan ascensor tanto para subir la materia prima como para bajar los platos de comida. 
Elegimos menú del día que se agradece siendo Domingo a 9,90, creo recordad que con bebida y postre.



Yo comí ensalada mixta, correcta y un estofado de venao que no olvidaré en la vida, pese a que no estoy a acostumbrado a carnes de caza, ésta carne estaba en su punto y la salsa tenía matices cítricos, picantes y una textura magnífica.


Mi mujer probó la ensaladilla, generosamente servida y con un inesperado sabor a jamón, y la fritura de pescado.



Para terminar probamos la típica tarta de la abuela, más que buena.


De verdad que nos encantó el restaurante LA MURALLA, Calle Larga Nº 5, comida y servicio sobresaliente.
Y así acabo nuestro viaje y pusimos rumbo a CASTRO DEL RÍO.

Un saludo a tod@s y hasta la próxima entrada, feliz lunes chao chao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).