martes, 24 de octubre de 2017

Chuletón de Ávila.

Ternera con patatas caseras y piquillo.


Comerse un chuletón de ternera de 700 gramos es una experiencia que ninguna persona debería dejar de hacer en su vida, si además está hecho a la brasa con leña de encina y te lo comes en Ávila, en un restaurante céntrico con vino de la tierra y buena compañia, es algo excepcional.

Estaba exquisita.


Nos decantamos por un menú de 25 euros, con una ensalada variada con bolitas de queso fritas y aliñada con frutos rojos, de segundo la carne y de postre helado y hojaldre. Todo exquisito aunque el postre flaqueo en cantidad.

También probamos las típicas patatas revolconas  que básicamente son un puré con un intenso sabor a pimentón y acompañado con unas cortezas de cerdo.

Parte de la muralla.


Ávila es una ciudad pequeñita pero con mucho encanto, tiene una fortaleza bastante amplia que se puede visitar desde 5 euros, está muy bien restaurada y cubierta de un césped muy cuidado, también hay bonitos miradores, algunas esculturas, entre ellas das del político Adolfo Suarez. 

Tamaño real.

Otra zona de interes son los llamados Cuatro Postes, aunque nosotros solo pudimos contemplarlos desde el auto, no había tiempo para más.



Otra cosa por lo que se caracteriza es por acoger estudiantes de toda la geografía española, que intentan entrar en la academia de la policía nacional, donde pasan un año de intensa preparación antes de entrar en el cuerpo. 

Orgulloso de ser andaluz.

Además también llegan miles de personas que se preparan por su cuenta para examinarse de pruebas físicas y teóricas, esto hace que la población de la ciudad aumente mucho en algunas fechas.
Precisamente hoy es un día de pruebas físicas para muchos chabales, desde aquí las mejores de las suertes.

Afortunadamente acompañó el buen tiempo aunque ya se sabe que en ésta ciudad hace muchisimo frío y también nieva con frecuencia.

También me gustaría comentar que los precios de alojamiento son bastante buenos, ya que encontramos una habitación doble muy acogedora y céntrica en un hostal por un precio de 38 euros, algo que en el centro de Córdoba es imposible.

Sin más me despido hasta la próxima, un saludo  y feliz semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).