lunes, 6 de marzo de 2017

Visita al Foster Hollywood.



Hace ya mucho tiempo que quería visitar éste establecimiento y el sábado pasado por fín estuve cenando.
El ambiente era abarrotado, apenas había mesas, al entrar  te inundaba el olor a carne asada y a picante, con el típico decorado americano informal con mucha madera.

La carta no era demasiado extensa pero todo tenía buen aspecto, de precio medio alto.


Para comer nos pedimos brochetas de pollo sobre arroz salvaje( la mayoría del arroz no era salvaje, solo algunos granos) acompañado con salsa de soja y sésamo, y mi acompañante pidió fingers de pollo fritos con tiras de apio, muy bien presentados, con salsa barbacoa.



Además nos pusieron el set de ketchup y mostaza por si nos apetecía.

Nos ofreció postres pero no había tiempo para ello, ya que ibamos al cine.

Mi decepción vino con lo más tonto, con la bebida, pedí un acuarius de naranja y me trajeron el acuarade, que no es lo mismo y al pagar vi que me lo cobraron a 3.40 , creo recordar, y no es que fuera caro , es que el cliente tiene derecho a pedir toda las unidades de bebida que le apetezca pagando la primera a ese precio. 

Para mí una falta de información ya que el camarero tiene que entender que no todo el que llega es cliente habitual.

En definitiva, buena experiencia , un saludo a tod@s y feliz semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).