miércoles, 7 de octubre de 2015

Cochifrito, crujientito.



Esta receta es de las que son para torpes, de las que se pueden hacer con una mano, lo primero que hay que hacer es cortar los trozos de cochinillo en trozos parecidos, como hariamos con un pollo, trituramos ajo con vino blanco de la tierra y maceramos durante doce horas con la carne con un poco de sal y pimienta..

Es el momento de empezar a freir, yo lo hago en aceite de oliva que sale más rico, lleva dos frituras, la primera a fuego suave, durara unos 25 minutos aproximadamente, cuando los tenemos todos , subimos la temperatura del aceite y empezamos de nuevo, esta vez hasta que la piel esté crujiente y los trozos dorados por todas partes.

Es importante no estar pendiente en todo momento por que en pocos segundos pasa de estar en su punto a poder quemarse, pasa lo mismo que cuando fries almendras, un momento marca la diferencia.

Es una receta para comer con los dedos por supuesto, el sabor recuerda mucho a las cortezas de bolsa que venden en los supermercados.

Un saludo a tod@s me despido hasta otro dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).