jueves, 3 de octubre de 2013

Pregón del pescado(parte 3)



Llevo el rascarsio rabioso
llevo el pámpano pajizo 
y blanco como el granizo
el ródalo esplendoroso
llevo el sargo primoroso
todo de negro listado
y el lorito abrillantado
por seis lujosos colores
igual que si un haz de flores
los hubiese disciplinado.



Llevo el arisco gramante
llevo la chopa y el gallo
y va el marino caballo
de crespa cola ondulante
va el armado vigilante
la lacha de jugo rico
la paloma a cuyo pico
y piel, lo azul presta gala
y la mula con un ala
que le sirve de abanico.



Llevo el cachucho encarnado
el voraz y el espetón
y el indo pez de limón
con su pajizo tocado
Llevo el lagarto pintado
la brótola y la baqueta
la graciosa gallineta
el pollo y el rodaballo
y el luciente esparragallo
con su brillo de cometa



Llevo el torillo y la vieja
el obispo y el soldado
llevo el bonito listado
con piel que el raso semeja.
Llevo formando pareja
la sáma y el estornino
del sábalo diligente
que nada en el mar luciente
como esquife cristalino



Llevo el pargo, el roncador
la boga y la torbellino
y la rata peregrina
de indefinible color
Llevo el calamar sutil
y la mujarra gentil
que el compás del mar sonoro
grabó una sirena en oro
con misterioso buril.



Con su traje que el sol brilla
llevo la arica morena
y llevo de luces llena 
la bullidora baquilla
llevo la ráuda cabrilla
nacida entre ovas y lamas
y lanzando vivas llamas
dorada y corvina hermosas
con virgenes milagrosas
al trasluz de las escamas.



Llevo la aguja palar
dueña del ponto bravio,
la labaila y el judio
y el raro lobo de mar
acabados de pescar
van el tordo y la abarcora
la pijota nadadora
el melvas y el romeruelo
y el esparte que ligero
horada la mar sonora.



Carne va del tiburón
en mi cenacho salino
pez que del mar cristalino
pasa y cruza la extensión
Va el pachano jugetón
y la cornuda horrorosa
cuya cabeza medrosa
decoran dos cuernos rojos
en cuyas puntas los ojos
vierten su luz misteriosa



Como centella brillante
llevo el pez espada fiero
que el mar perfora ligero
igual que una estrella errante.
Mi cenacho goteante,
al son del pregón sonoro,
lleva también cual tesoro 
del mar que el ciero retrata,
a la zalema de plata
con sus seis rayas de oro.



Llevo el zorro y el marrano
el cherna pez ideal
el bóco pez de cristal,
y el pez de rey pez galano
Llevo el ochavillo enano
que no teme andar a solas
la que abrillanta las olas
cinta que juega y reluce
y el pitisalbo que luce
como un bajá, siete colas.



El sapo llevo a la vera 
del chanquete diminuto
y con su manto de luto
la incesante tembladera
En su salvaje carrera
las algas hace temblar
todo tiembla sin cesar
por donde pasa nadando,
tiembla el pez que va cazando
tiembla el suelo y tiembla el mar.



Desde el más pequeño ser
a la ballena gigante
devora el pez más pujante
al pez de menos poder
Venid , que quiero vender
los monstruos que el mar encierra
¡ya que en esta cruda guerra,
el hombre es fiera bravía,
 que devora cuanto cría
el mar , el cielo y la tierra!




Salvador Rueda( Torre de Moya, Benajarafe, agosto 1903)


2 comentarios:

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).