miércoles, 2 de octubre de 2013

El pregón del pescado(parte2)





Llevo el fiero sangrador
que con una espina por cortante.
clava en la lucha, triunfante
a su enemigo traidor.
De purpurino licor
se tiñe, el agua al pasar
y que por fin, muerto al quedar
va en el cristal funerario
envuelto en rojo sudario
rodando en lo azul del mar.

Llevo el de una espina sola
largo y flexible cazón
que le llega en extensión 
de la cabeza a la cola
la que lía como bola
su cuerpo para luchar
pintarroja circular
que, como lima que espanta
no cruzar por la garganta
de ningun monstruo del mar.


Llevo la forma prensada 

del exquisito lenguado
y llevo el pepe raspado
con piel de lineas bordada
llevo la lisa azulada
que brinca en el mar sonoro 
y llevo el mejor tesoro
que halagó los paladares
¡el mero rey de los mares, 
de escamas hechas con oro!


Va en mi cenacho el zafio

va la mocosa pausada
y va la aguja ondulada
como la anguila del río.
Luciendo su señorío
va el freco rubio encarnado
el dentón arrebolado,
la blanca chucla espinosa
y la caballa verdosa
con traje de azul franjado.


llevo el volador sin par

pez con dos alas vestido
que al sentirse perseguido
sale y se lanza a volar
no cesan de gotear
sus vuelos que el viento hiere
y si seguir ráudo quiere
moviendo las alas huecas
¡al quedar un punto secas
las riza temblando y muere!


Llevo carne fresca y grata

de marrajo traicionero
y de golfin que ligero
su paso a brincos dilata
llevo la jibia que ingrata
si la incitan a luchar
huye su nido a buscar
con sus colgantes de cinta
escondiendose en la tinta
que echa en el agua del mar.


Llevo el rape que se entierra

entre las capas del lodo
colocándose de modo 
que el pueda mirar la tierra
tiene por armas de guerra
dos hilos de cerda fuerte
donde la mirada advierte
dos borlas flotando al par
¡el pez las corre a buscar
y lo que encuentra es la muerte!


Va en mi cenacho la raya

que con su sierra atrevida
deja a su rival sin vida
y el mar lo arrroja a la playa
va el chucho que avieso ensaya
de una en otra cabriola
su arma que es única y sola
para matar , si arremete
describiendo un molinete
con la punta de la cola.


Llevo el raro camarón

que audaz espina maneja
la langosta que asemeja
cien patas en confusión
va el borracho cabezón
con su testuz peculiar
y de la galera al pan
va el rapagallo redondo
registrando por el fondo 
los interiores del mar.


Llevo el pez emperador

cuyo hocico acuchillante
es una espada cortante
llena de loco furor
llevo el atún corredor
y el negro , su atroz rival
y la culebra fatal
que brinca y caracolea
y a su enemigo rodea
torciéndose en espiral.


Homenaje a los pescadores.

2 comentarios:

Tus comentarios enriquecen éste blog.
Muchas gracias de parte de Lolotron,
más conocido como Manuel Bermúdez.
(Castro del Río , Córdoba).